domingo, 24 de junio de 2012

CERCA DE LAS SIRENAS

Me gusta ver cómo Sandra nada en la playa, su forma de sumergirse en el agua y emerger sobre las olas con movimientos ondulantes perfectos. A veces imagino sus piernas muy juntas, llenas de escamas, terminadas en una amplia cola que la impulsa. Cuando ella se da cuenta, me guiña un ojo invitándome a entrar y yo finjo un gran sofoco delante del asistente social. Después, éste prepara el carro adaptado, me coloca encima y ajusta las cinchas. Hoy, la bandera está amarilla y sólo me llevará hasta donde rompen las olas. Ella se acercará lo suficiente para que adivine sus pequeños pies y me hará alguna carantoña. Luego, saldrá del agua contoneándose e irá en busca de Paul, el nuevo chico francés que ya hace tiempo que anda derrapando cerca con su tabla de surf.


Autor: Juanjo Montoliu Marcet
©
País: España

5 comentarios:

Ximens dijo...

Este relato duele. Pero bueno, para eso se escribe, para conmover. La primera frase es muy visual, mola

Yashira dijo...

Al final más parece un sireno él que ella, triste y sugerente relato Juanjo,

Saludos,

fernando dijo...

Sugerente, Juanjo.

A mí también me gusta juntar palabras de vez en cuando, así que, superando mi justificada vergüenza y correspondiendo a tu generosidad, pongo aquí un enlace a mí último microrrelato: http://apacarmenconde.es/joomla/index.php?option=com_content&task=view&id=119&Itemid=82

Juanjo Montoliu dijo...

¡Vaya sorpresa, Fernando! Me alegra que tengamos aficiones comunes.

He leído el relato y me ha gustado mucho. ¡Enhorabuena por el premio! y a seguir escribiendo.

Un abrazo.

Juanjo Montoliu dijo...

Pues según se mire, sí, Yashira. Buena observación.