domingo, 24 de junio de 2012

NOCHE MIL DOS

Pues habrá que follar, –pensó Sherezade–.




Autor: Juan A. Vicent ©
País: España

17 comentarios:

Pablo Gonz dijo...

Y la literatura erótica comenzó su fértil andadura. Me encanta.
Abrazos,
P

Ximens dijo...

Pensé que no me lo ibas a pedir nunca, cuentista

Humberto Dib dijo...

Más sintético, imposible, más claro, imposible.
Muy bueno.
HD

Cabopá dijo...

Vaya, vaya, este vendaval está haciendo sus efectos calentones...
Besicos

josé manuel ortiz soto dijo...

Pablo tiene razòn: comenzaron las mil y una noche eróticas...

MA dijo...

Sin rodeos, si señor.
Si es que todos los cuentos tienen una vuelta de tuerca.

Miguelángel Flores dijo...

Porque no me queda ni uno.

Pues sí, Sherezade, vale ya de cuentos, leches!

Carolina dijo...

GENIAL!

Un micro redondo.

Te felicito

Vicent dijo...

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.

Manuel Rebollar Barro dijo...

Eso era cortejar y no lo que hay ahora. Desde Calisto el mundo se ha acelerado demasiado.

Supongo que el cuento 1002 lo contó, acodado en la barra de cualquier tuurio, el sultán sobre sus hazañas sexuales.

Muy divertido

Amparo dijo...

...Pues el vendaval se llevó el microrrelato...

Luisa Hurtado González dijo...

Manuel lo ha dicho. Los cuentos los va contar ahora el sultán a los amigotes, que ya tenía ganas, ya.

Juana Pérez dijo...

¡Me encanta este relato! Apenas se puede decir más con menos. Felicidades y que empiecen las 2001 noches.

Rosa dijo...

Jajajjajja buenísimo. Para qué más.

Besos desde el aire

Leo Dolengiewich dijo...

Excelente, Vincent.
Muy bien trabajado.
Un abrazo.

Yashira dijo...

Muy bueno, el cuento alguna vez tenía que acabar.

Buen nano Vincent,

Leo Dolengiewich dijo...

Yashira:
Lo de "acabar" es a interpretación libre?