domingo, 24 de junio de 2012

LUDÓPATA

Decidió ir al clonomatón. Al introducir su tarjeta de crédito, una voz femenina y metálica le pregunta cuántas copias desea. "Tres", responde, y observa cómo salen de una abertura en la base de la máquina. Al finalizar la operación, la voz le indica: "Sus copias tienen una duración mínima de 5 horas y máxima de 6." 

Bien, chicos, no hay tiempo que perder, –dice él– juguemos al póquer. 



Autora: María Peiró ©
País: España

10 comentarios:

Pablo Gonz dijo...

Muy bueno, María. Este micro contiene (a mi juicio) toda una crítica contra la utilidad de la técnica. Me llegó.
Abrazos,
P

Sara Lew dijo...

Genial.
Un saludo.

Mei Morán dijo...

Interesante el punto de vista.

Salomé Chulvi dijo...

Yo quiero un clonomatón!!! Muchos besos guapísima!

Vicent dijo...

¡Muy bueno!

Juana Pérez dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Juana Pérez dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
María Peiró dijo...

¡Gracias por vuestros comentarios!

Yashira dijo...

Muy bueno María, pero cuánta soledad transmite, que tengas que recurrir a una máquina para jugar al póquer.

Saludos,

Puri dijo...

Muy solo se tiene que sentir para jugar al poquer con tres copias de sí mismo... Pero me hizo sonreír.