domingo, 24 de junio de 2012

PRESENCIA


Como todos los días, fue el último en sentarse para almorzar. Como todos los días, se sentó en el lugar que tenía asignado: entre el padre y la hermana. Como todos los días, utilizó el cuchillo y el tenedor a modo de elementos de percusión. Sus padres y su hermana, una vez más, oyeron complacidos aquellos sonidos. Ninguno de los tres lo vio. Nadie dudó de su presencia.

© Leonardo Dolengiewich
País: Argentina
URL del blog:  http://mepodesleeraca.blogspot.com.ar/

16 comentarios:

Martín Gardella dijo...

Una historia de terror muy familiar. Me gustó! Bien Leo. Un abrazo

josé manuel ortiz soto dijo...

Leo D, genial. Muy bueno.

Va un abrazo.

Yashira dijo...

Genial Leo, una historia de fantasmas que no asustan, sino que agradan con su presencia.

Me gustó mucho tu soplo Leonardo.

MA dijo...

¡Fantasmagórico!

Juan Manuel Montes dijo...

muy bueno, felicidades.

Sandra Montelpare dijo...

Muy bueno, Leo! Y ahora sí no falta nadie. La mesa está servida. Pueden dar comienzo al almuerzo.
Saludos venavaleros!

Carolina dijo...

Y mirá que es jodido que vos y yo coincidamos en el gusto...

¡ ME ENCANTÓ ESTE TEXTO , LEO!!!!

Carolina dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Leo Dolengiewich dijo...

Qué lindo encontrar tantas presencias que honran la mesa de esta micro hoy!
Martín, José Manuel, Yashira, MA, Juan Manuel, Sandra y Caro: les agradezco que hayan pasado y comentado. Es la primera vez que participo en un Vendaval y con esta recepción dan ganas de seguir participando siempre.
Abrazos a montones!

Mar Horno dijo...

Qué maravilla de texto. Miedo y ternura a raudales. Enhorabuena, un abrazo.

Luisa Hurtado González dijo...

Hay ausencias que son una autentica presencia, aún incluso sin hacer percusión con los cubiertos.

Mónica Ortelli dijo...

Muy buen micro, Leo. Felicitaciones.

Elysa dijo...

Tampoco dudo de su presencia, gracias a tus palabras también lo veo y lo oigo.
Muy buen soplo.

Besitos

Leo Dolengiewich dijo...

Guau!
Cuánta gente linda. Cuántos excelentes escritores y excelentes escritoras me han venido a visitar en medio del vendaval.
Mar, Luisa, Mónica, Elysa: qué alegría que les haya gustado este texto y qué hermosas sus palabras al respecto.
Muchísimas gracias!

Leo Mercado dijo...

Me gusta mucho este vaivén entre la naturalidad y el sarcasmo.
Sos muy bueno.
Abrazos.

Leo Dolengiewich dijo...

Gracias, Leo.
Me alegra que te haya gustado ese vaivén. A mi me resulta fascinante la literatura fantástica cuando la leo y me alegra haber logrado un texto que guste en ese sentido.
Un abrazo!