domingo, 24 de junio de 2012

OTRO DON QUIJOTE CABALGA DE NUEVO


Mientras las radios anunciaban que el mundo se desmoronaba yo mataba marcianitos en el ordenador. Entonces la vi por la ventana: era una A mayúscula que volaba libre. La seguí con la mirada y abandoné el juego. La A, entonces se detuvo, aparcó en mi cornisa y me instó a que me subiera a su lomo. No lo dudé, y como un caballero de otra época, iniciamos la marcha. Recuerdo extasiado que allí abajo: las calles, los jardines, los hombres… eran de blanco y negro, y que recuperaban su colorido cuando sobrevolábamos sus cabezas. Recorrimos Albuixech, Madrid, Paris, Buenos Aires, Pekín…  devolviéndoles su esplendor hasta que llegamos a un prado repleto de margaritas y descendimos. La A entonces se extendió en el suelo justo cuando empezaron a descender nuevos pasajeros a lomos de otras letras. Eran escritores que ayudaron a formar: “Vendaval de microrrelatos”.  El mundo así se salvó.



 Nicolás Jarque Alegre
 España

16 comentarios:

Anita Dinamita dijo...

Si señor, tu eres una hormiga en toda regla! A salvar al mundo.
Un abrazo

Humberto Dib dijo...

Esperanzador, Nicolás...
Un abrazo.

Rosa dijo...

Salvemos el mundo Nicolás y de la mejor forma posible...Con bellos relatos.

Besos desde el aire

Yashira dijo...

Uy Nicolás, qué bonito salvar el mundo volando sobre las letras.

Precioso. Besos.

ESPERANZA dijo...

Pequeños actos consiguen grandes cambios. Pequeños textos contienen grandes mensajes.

Un abrazo, Escritor.

Ximens dijo...

Bueno, pequeño homenaje a la cultura, pero quizás la forma de salvar el mundo sea a leches, como siempre

josé manuel ortiz soto dijo...

Las letras siempre nos harán libres.
Un abrazo.

Mar Horno dijo...

Las palabras, pueden cambiar el mundo. La A siempre fue mi preferida. Un abrazo

Neradas dijo...

Muy chulo, Nico. Sólo los Quijotes pueden salvar mundos. Un abrazo.

Cabopá dijo...

¡Ojalá fuera así!

Mi querido joven escritor, yo quiero volar por el mundo -lo estamos haciendo- con este vendaval.

Tus ideas plasmadas sobre el papel siempre son sorprendentes.
Besicos

MJ dijo...

Me encanta el espíritu quijotesco de tu personaje, Nicolás.
Ojalá fuéramos más.

Un abrazo.

Miguelángel Flores dijo...

Qué historia tan linda, Don Jarque. Yo me pido la efe minúscula, como si fuera en un caballito de mar.
Un abrazo, Don.

Sandra Montelpare dijo...

Sí, es de Quijotes salvar al mundo desde el arte. Ahí voy, colgada del gancho de la S. Me encantó, Nicolás. Saludos de Vendaval!

Carolina dijo...

¡ QUE BONITOOOO!! snif

Sara Lew dijo...

Me ha encantado, Nicolás, esa aventura quijotesca.
Un abrazo.

Elysa dijo...

Esperanzador y optimista, Nicolás. Me gusta y aquí me quedo disfrutando de este micro desde de mi letra E.

Besitos